HOAX: GenPets

Publicado en por piq

 

 

 

"Aunque sea difícil de creer este 'animalito' no es un juguete. Los Genpets son mascotas modificadas genéticamente para que sean de fácil mantenimiento, hipoalergénicas y seguras para sus hijos. Por lo menos así reza el poster de arriba. Vienen en un estado de hibernación, se alimentan con nutrientes que provee la empresa (BioGenica) a través de unos tubos conectados a su cuerpo ..."

Así comienza uno de los innumerables correos electrónicos que alertan sobre la fabricación y venta de unos "seres vivos" modificados genéticamente, que se "comercializan" empaquetados y pueden "adquirirse" en las tiendas. Arriba, una fotografía que seguramente reconocerás.

Los Genpets son animales reales? NO

¿Qué son los Genpets? Una escultura/instalación

 
 

Los Genpets son muñecos/esculturas fabricados a mano con plásticos, pinturas, microchips, circuitos eléctricos, etc., por Adam Brandejs. Según sus propias palabras, él no está en contra de la Bioingeniería, sino que simplemente se pregunta, a través de este tipo de esculturas, quien, cómo y para qué se va a usar ese tipo de tecnología.

Y añade además una pregunta que sí es interesante: ¿Por qué estás "mascotas" de plástico molestan a tanta gente, y en qué se diferencian en realidad de los animales reales que se exponen y venden en las tiendas? Dice como ejemplo que la oposición plástico/vidrio no es en realidad un gran cambio, pero sacado de contexto provoca una reacción.

Los muñecos se pueden comprar con o sin animación, y hay incluso una web (que es la que va dando vueltas por internet).

 

Genpets provoca una reacción allá donde va. Cuando estuvo expuesta en el escaparate de una tienda de Iodine (Toronto), el dueño tuvo que quedarse dentro a dormir varias noches, porque la gente aporreaba el cristal de mala manera. Unos en protesta por tener aquellas pequeñas criaturas, fabricadas con ingeniería biogenética, vivas y metidas en embalajes de plástico, otros a ver si las despertaban, y otros más intentando comprar alguna. Una avalancha de críos se plantó ante unos padres que confusos, perplejos e incluso alucinados, los escuchaban pedir una mascota biogénica. Para la próxima generación, con nuestras técnicas de marketing, la vida y la idea de la vida serán, rápidamente, una simple cuestión de productos comerciales. [...]

Imagina que entras en un centro comercial o en cualquier tienda, y en un pasillo te encuentras un expositor lleno de cajas que al principio parecen contener grandes muñecos interactivos. Tras una inspección en más detalle te percatas de que en realidad se trata de extraños mamíferos bípedos y modificados, empaquetados en una bolsa de plástico en la que esperan, tranquilamente, en una especie de hibernación inducida.


La iluminación intermitente de los monitores cardíacos de los embalajes dan la sensación de que están vivos. El imperceptible y ocasional movimiento de su pecho, aunque rodeado por unas tiras que los mantienen sujetos a la caja, confirman que estas criaturas están vivas. Ahí están, listas para que alguien se las lleva a su casa y haga de ellas el siguiente artilugio con el que entretenerse: criaturas surgidas de la bioingeniería, fabricadas en masa y embaladas a tu conveniencia.


Esta escultura es la representación física de la cuestión. La bioingeniería, como cualquier tecnología nueva, promete una gran cantidad de efectos positivos. Pero nosotros, como especie, tendemos a poner en la tecnología una confianza salvadora mucho mayor de la que realmente se merece. A través de Genpets yo cuestiono el efecto negativo que puede llegar a tener esa biotecnología, porque como sabemos todos, cuando se trata de este campo la única razón que realmente importa son los beneficios que puede reportar. Las dudas sobre ella no vienen por sus implicaciones positivas o negativas, o hacia dónde puede llevarnos, sino
si somos lo bastante responsables para llegar allí.


Extraído de Fundación Altarriba: http://www.altarriba.org/informacion/genpets.htm

Fecha de esta información: 9 de febrero de 2009


 
Fundación Altarriba: Pau Claris 87 - 08010 Barcelona | Teléfono (+34) 93 412 00 73 | altarriba@altarriba.org
© Fundación Altarriba, Amigos de los Animales - hosted by WEB-FACTORY

Etiquetado en EXPERIMENTACIÓN

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post